Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin

EL SISTEMA VASCULAR SANGUÍNEO Y LINFÁTICO

 Sonriente  EL APERITIVO

El sistema vascular integra distintos tipos de conductos por los que se transpotan los diferentes nutrientes y el oxígeno a todas las células del organismo, y  los productos residuales y el anhídrido carbónico derivados del metabolismo celular.  La mayor parte de invertebrados posee un sistema circulatorio abierto, en el cual la hemolinfa circula a través de un sistema de lagunas. Los vertebrados poseen sistemas circulatorios cerrados con un órgano impulsor de la sangre bien diferenciado.  En  Vertebrados el sistema vascular  consta de sistema vascular sanguíneo y sistema vascular linfático.

El sistema vascular sanguíneo

comprende un corazón dividido en cámaras, arterias, arteriolas, venas, vénulas y capilares. En vertebrados terrestres el sistema sanguíneo es doble (circulación mayor o general, y circulación menor o pulmonar). Existen varios tipos de vasos sanguíneos atendiendo a su calibre. Las funciones y estructura de cada tipo de vaso son diferentes.

Venas y arterias: las venas y arterias presentan tres capas en su pared, mejor delimitadas en el caso de las arterias que en el de las venas: la túnica íntima, media y adventicia (VER IMAGEN). Túnica íntima: incluye un endotelio (por lo general un epitelio plano) asentado en la lámina basal, al que rodea el estrato subendotelial que puede no estar presente en los vasos de menor calibre. Túnica media: formada por fibras musculares lisas en disposición circular entremezclada con láminas de elastina. Túnica adventicia: es una capa de tejido conjuntivo denso. Las grandes venas tienen una túnica adventicia muy notable. Por esta capa transcurren vasos de pequeño calibre (vasa vasorum) que nutren las células de las túnicas.

En general las arterias son más elásticas y resistentes para soportar la presión de la sangre que es bombeada desde el corazón. La circulación en las venas es más rápida que en las arterias y en ocasiones existe una tendencia al retroceso sanguíneo. Para evitar esto, la túnica íntima de las venas presenta unos repliegues denominados válvulas.

Capilares sanguíneos: Permiten el intercambio de sustancias entre la sangre y las células de los tejidos. Los capilares tienen un endotelio plano asentado sobre una lámina basal. Alrededor de los capilares se encuentran los pericitos, que son fibroblastos modificados con capacidad contráctil. Se distinguen tres tipos de capilares: Capilares continuos: las células del endotelio están imbricadas, de forma que el capilar está sellado. Las sustancias atraviesan las células por pinocitosis para salir o entrar en el vaso. Este tipo de capilares es frecuente en timo y cerebro. Capilares fenestrados: las células endoteliales de estos capilares presentan poros. Estos capilares se encuentran en zonas donde se produce un mayor intercambio de sustancias con la sangre, como en las glándulas endocrinas o en la mucosa intestinal. Sinusoides: de mayor tamaño y de forma más irregular que los capilares. El endotelio es discontinuo, dejando espacios entre las células endoteliales. La lámina basal de los sinusoides puede ser también discontinua, lo que facilita el intercambio de sustancias.

El corazón es el órgano encargado de bombear la sangre por los diferentes vasos del sistema circulatorio y distribuirlo por todo el organismo. El corazón se contrae de forma rítmica. El revestimiento del corazón incluye: Endocardio: Se corresponde con la túnica íntima Por aquí transitan vasos sanguineos, fibras de Purkinje, haz de Hiss así como fibras musculares. Miocardio. Formado por fibras musculares estriadas. Pericardio. Envoltura externa con acúmulos de tejido adiposo

El sistema autónomo de conducción. En el corazón se observa un tejido especializado en la conducción de los impulsos cardíacos. Este tejido está constituido por fibras cardíacas especializadas, las células de Purkinje, que se agrupan formando el haz de Hiss. Además en relación con el latido cardiáco hay otras dos estructuras: el nódulo senoauricular y el ndulo auriculoventricular. El primero es el marcapasos del corazón, aquí se originan las señales que inducen al latido cardíaco. El nódulo auriculoventricular está situado cerca del tabique que separa la aurícula del ventrículo, aquí comienza el Haz de Hiss.

  • El sistema vascular linfático.

En los Vertebrados existe además un sistema linfático, encargado de recoger el líquido intersticial que se forma en los diferentes tejidos del cuerpo. Los vasos linfáticos comienzan como capilares que recogen la linfa. Los capilares se van uniendo para formar vasos mayores y reunirse finalmente en dos grandes vasos que comunican con el sistema vascular sanguíneo. La circulación de la linfa es más lenta que la de la sangre, pues es impulsada principalmente por la musculatura que rodea a los vasos linfáticos.  

Indeciso MANOS A LA OBRA

Pulsa en los enlaces laterales y completa los ejercicios propuestos.

Sorprendido NOTICIAS  

Valentín Fuster es un investigador español de gran prestigio internacional. Lee este artículo de actualidad, y sigue los enlaces de su interior. Mira estos gráficos interactivos

http://tissue.medicalengineer.co.uk/Tissue+Engineered+Heart+Repair.php

17/07/2006 13:17 Enlace permanente. sin tema

Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris